Cientos de dominicanos rindieron homenaje el martes a Rafael Corporán, uno de los conductores de radio y televisión más influyentes del país.

La "amplia labor humanística" de Corporán "llegó profundamente a los corazones de miles de dominicanos pobres", destacó el presidente Leonel Fernández en un decreto que declaró el martes como día de luto oficial por el fallecimiento del locutor y empresario de medios de comunicación ocurrido el lunes.

Las banderas permanecieron a media asta en todos edificios públicos e instalaciones militares, mientras cientos de personas de todas las clases sociales y la cúpula política pasaban frente al féretro exhibido en la televisora Color Visión, donde Corporán produjo durante 25 años su programa "Sábado de Corporán".

Cientos de personas gritaban afuera de la televisora "¡Corporán sigue!", haciendo referencia al slogan del programa de televisión del comunicador.

Fernández y varios miembros de su gabinete asistieron por la tarde al sepelio en un cementerio en las afueras de Santo Domingo, donde el presidente dijo que sentía "especial admiración" por Corporán.

El productor, que pese a haber nacido en una familia de muy escasos recursos creó el emporio de radiodifusoras "Circuito Popular", murió el lunes de un infarto fulminante a los 70 años.

Le sobreviven su esposa, Adalgisa Báez, y seis hijos, incluido un niño de 9 años, que procreó en sus cinco matrimonios.

"Corporán nos deja como legado una herencia de solidaridad y un sentido de servicio a los más necesitados", dijo el alcalde de Santo Domingo, Roberto Salcedo, al encabezar otra ceremonia ante el féretro del comunicador en la sede del ayuntamiento.

Los restos de Corporán fueron trasladados la mañana del martes al ayuntamiento de la capital, en donde recibió honores en su calidad de ex alcalde, posición que ocupó de 1990 a 1994.

Corporán falleció poco después de que el sábado recibió un homenaje por los 25 años de su programa semanal de variedades "Sábado de Corporán", que dejó de transmitirse el pasado 18 de febrero.

"Dejo la profesión cuando Dios me mande a buscar", había dicho el empresario durante el homenaje.

Corporán realizó desde niño varios trabajos en la calle como vendedor de periódicos, limpiabotas y como cargador para ayudar a su madre. Era el mayor de cuatro hermanos.

Luego que mediante una beca tomó clases de locución, Corporán obtuvo en 1963 empleo como locutor en varias emisoras radiales.

Con ayuda de dos empresarios y el merenguero Juan de Dios "Johnny" Ventura, adquirió en 1975 una radiodifusora, con la que inició su exitosa carrera empresarial. En los años siguientes compró otras ocho estaciones en todo el país, con las que creó el influyente "Circuito Popular", que vendió en 2004 a un banco.