El escritor cubano Abel Prieto fue sustituido como ministro de Cultura y en su reemplazo se designó a Rafael Bernal, quien se desempeñaba como vicetitular del ministerio.

"Atendiendo a su experiencia y los resultados positivos obtenidos en el ejercicio de su cargo, el compañero Abel Prieto Jiménez ha sido designado asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros", informó además una nota oficial publicada el martes por el diario Granma.

De acuerdo con la información "se aprobó promover a ministro de Cultura al compañero Rafael Bernal, actual viceministro primero de este organismo".

Prieto ocupaba la cartera de cultura desde 1997 y Bernal era viceministro desde ese mismo año. Su gestión incluso sobrevivió a la renuncia del presidente Fidel Castro y la elección de Raúl Castro, que renovó varias veces su gabinete.

Escritor, editor y profesor, Prieto fue miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba hasta el pasado Congreso de abril en el que no fue reelegido en esa función.

De largos cabellos negros, más alto que la de la mayoría de sus compatriotas, como ministro a Prieto le tocó enfrentar las consecuencias de la crisis en el país entre los nada dóciles intelectuales y creadores cubanos.

Con fama de frontal, debió colocarse como interlocutor entre sus colegas y el gobierno que a veces no tomaba a bien las críticas considerándolas pasto para los enemigos de la revolución.

"Creo que en ningún momento puede haber peligro para la libertad creadora en nuestra política cultural, no puede haber ningún retroceso. Esa política está afianzada y se basa en el respeto a la diversidad, la discusión", dijo Prieto a periodistas en una rueda de preguntas en 2011.

Logró para los creadores nuevos espacios, tratamientos diferenciados y permisos para giras, entre otros.

Nacido en la provincia de Pinar del Río el 11 de noviembre de 1950, Prieto es representante de la generación que no luchó en la guerrilla o hizo la revolución pero vivió la intensidad de sus primeros cambios y los plasmó en su obra.

Como escritor --labor que intercaló con la de funcionario--, Prieto publicó colecciones de relatos como "Los bitongos y los guapos" (1980) y "Noche de sábado" (1989). En la ensayística se especializó en el análisis de la obra del narrador José Lezama Lima.

En 1999 publicó su novela "El Vuelo del Gato" que le valió un reconocimiento de la crítica y en febrero salió a la luz "Viajes de Miguel Luna", que fue presentada en la Feria del Libro mientras arreciaban los rumores de que quería abandonar el cargo.

El lanzamiento fue multitudinario y casi todos los escritores, actores, intelectuales y pintores de renombre de la isla se dieron cita en la despedida extraoficial de su cargo.