El ministro de relaciones exteriores dijo el martes que las relaciones entre Beijing y Washington, a menudo difíciles, están mejorando, pero que es necesario que haya mayor confianza y el peso recae sobre Estados Unidos que respete los intereses de China sobre asuntos como Taiwán y el Tibet.

Las declaraciones de Yang Jiechi sobre las relaciones bilaterales más importantes de China reflejan un brillo positivo que le dio a las relaciones la exitosa visita para establecer un mayor contacto que hiciera a Estados Unidos el vicepresidente Xi Jinping, el aparente heredero del presidente Hu Jintao.

Con su economía desacelerada y una transición próxima en el gobierno, Beijing trata de mantener estables las relaciones con Washington impidiendo que se presenten graves afrentas a la dignidad o seguridad de China.

Al hablar con los periodistas en una conferencia anual, Yang dijo que la clave para sostener el ímpetu es que cada uno preserve la preocupación del otro, aunque él sólo mencionó los puntos que le conciernen a Beijing.

"En particular, el lado estadounidense necesita honrar sus compromisos y manejar con cuidado y cuidosamente los asuntos relacionados a Taiwan- y al Tibet que conciernen tremendamente a China", destacó Yang durante la conferencia de prensa.