El Milan pasó un gran susto frente al Arsenal antes de avanzar el martes a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Arsenal ganó 3-0 con tres goles en el primer tiempo, pero el club inglés se quedó sin combustible en el complemento y no alcanzó a firmar la hazaña.

Hubiese sido la remontada más notable en la historia de la Copa de Europa. El Milan avanzó con un marcador global de 4-3, gracias a su triunfo 4-0 en el duelo de ida en Italia.

Laurent Koscielny abrió la cuenta por Arsenal a los siete minutos, Tomas Rosicky aumentó la ventaja a los 26, y Robin van Persie metió el tercero con un penal a los 43.

"La verdad es que no entiendo qué nos pasó en el primer tiempo", dijo el zaguero del Milan Philippe Mexes. "Salimos con la táctica equivocada y ojalá no se repita. Jugamos mejor en el segundo tiempo, con menos temporada y con algo suerte nos hemos podido clasificarnos".

Milan es un equipo con antecedentes de desmoronarse cuando ha sacado cómodas diferencias.

Los rossoneri fueron las víctimas de la remontada más impresionante en la historia del torneo cuando dilapidó una ventaja 4-1 ante el Deportivo de La Coruna al sucumbir 4-0 en el choque de vuelta del cruce por los cuartos de final en la edición de 2004.

También sufrieron la mayor remontada en una final de la Champions al desperdiciar un 3-0 a su favor tras el descanso ante el Liverpool. Los ingleses empataron 3-3 y se consagraron campeones en 2005 al imponerse en una definición por penales.

Arsenal trató como pudo para meter el cuarto gol en el segundo tiempo, pero en el intento dejó muchos espacios abiertos.

El Milan, sin embargo, no supo aprovechar varias ocasiones de goles debido a la pobre puntería de sus atacantes.

Por ejemplo, el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic remató apenas desviado desde fuera del área tras interceptar una pelota que el arquero de Arsenal Wojciech Szczesny cedió mal.

Szczesny se redimió después con una parada en un mano a mano con Antonio Nocerino, empleando su botín.

"Hemos pagado el precio por el pésimo partido que hicimos en la idea", dijo Arsene Wenger, el entrenador de Arsenal. "Pero lo dejamos todo".

También el martes, el Benfica remontó un 3-2 en contra tras la ida y avanzó al ganarle 3-2 a los rusos del Zenit de San Petersburgo. Los portugueses avanzaron con un 4-3 a su favor en el global.

El uruguayo Maxi Pereira y Nelson Oliveira marcaron los goles de Benfica, que va a los a los cuartos de final de la Champions por primera vez en seis años.

Pereira abrió el marcador en los descuentos del primer tiempo, tras un pase de taco de Axel Witsel. Oliveira hizo el segundo tanto en los descuentos del segundo tiempo.