La cifra de muertos por el enfrentamiento entre el ejército y combatientes de la red al-Qaida en el sur de Yemen aumentó a 139, informaron el lunes funcionarios castrenses.

Los militares indicaron que en la batalla del domingo en la provincia de Abyan murieron 107 soldados y 32 insurgentes, además de causar heridas a decenas en ambos bandos. Autoridades médicas confirmaron la cifra de muertos.

El ejército dijo que durante la serie de ataques en las afueras de Zinjibar, capital de la provincia de Abyan, los combatientes tomaron armas y capturaron a otros 55 soldados.

Los cautivos fueron exhibidos el domingo por las calles de Jaar, un pueblo cercano que ha estado bajo control de al-Qaida por casi un año.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato debido a que no están autorizados para hablar con la prensa.

La batalla en la provincia de Abyan pone en evidencia que los combatientes extremistas toman ventaja de la agitación política creada por el levantamiento de un año en contra del entonces presidente Alí Abdalá Salé, quien el mes pasado entregó el poder a un sucesor.