Cientos de refugiados sirios han cruzado la frontera en tropel hacia el Líbano, entre ellos familias que cargan con niños pequeños y con pocas pertenencias en bolsas de plástico mientras huyen de una cacería del gobierno de Siria contra sus oponentes, indicó el lunes una agencia de Naciones Unidas.

La agencia de la ONU para los refugiados señaló que cerca de 2.000 sirios han cruzado hacia el Líbano en los últimos dos días. Periodistas de The Associated Press en una villa fronteriza vieron a familias que cruzaron con muy pocas pertenencias.

"Huímos de los bombardeos y los ataques", dijo Hassana Abu Firas en Qaa, en el noreste del Líbano. Ella llegó en compañía de dos familias que huyeron de los bombardeos de las fuerzas del régimen en su pueblo de al-Qusair, que se encuentra en la provincia de Homs, una fortaleza de la oposición donde el gobierno ha realizado una ofensiva brutal durante el último mes. La provincia hace frontera con el Líbano.

"¿Qué se supone que hagamos? La gente aún se sienta en sus hogares mientras ellos (las fuerzas el gobierno) nos atacan con tanques. Quienes pueden huir lo hacen y quienes no, morirán sentados", agregó.

Homs, la capital provincial y la tercera ciudad más grande de Siria con un millón de habitantes, se ha convertido en un campo de batalla crucial en el levantamiento en contra del presidente Bashar Assad que comenzó hace un año, y en el cual han muerto 7.500 personas, de acuerdo con la ONU. Activistas dicen que la cifra supera los 8.000.

La Cruz Roja dijo que había recibido permiso para entrar en el barrio de Baba Amr, el más afectado por un asedio de las fuerzas armadas oficialistas, pero que no ha entrado aún.

El organismo internacional ha estado distribuyendo ayuda en otras partes de Homs en los últimos días, pero el régimen le ha impedido el acceso a Baba Amr desde que los voluntarios llegaron el viernes.

Activistas alegan que luego de que las fuerzas sirias capturaron Baba Amr, ejecutaron sumariamente a decenas de personas y quemaron casas como represalia contra aquellos que sospecha ayudan a combatientes rebeldes.

El gobierno sirio afirma que ha cerrado el paso a Baba Amr por cuestiones de seguridad.

___

Hubbard reportó desde Beirut.