El director de la Agencia Internacional de Energía Atómica dijo el lunes que su organización tiene una "seria preocupación" de que Irán pueda ocultar su trabajo sobre armas atòmicas, al tiempo que admitìa haber fracasado en su más reciente intento para investigar tales sospechas y enumeró recientes puntos de progreso atómico por parte de Irán.

Yukiya Amano habló ante la junta directiva de la IAEA (por sus siglas en inglés), conformada por 35 naciones, en medio del cabildeo de Estados Unidos y sus aliados con Rusia y China para unir fuerzas y poner presiòn sobre Irán para acabar con actitud desafiante y abordar la preocupación mundial sobre su actividad atómica.

La conferencia empieza entre los crecientes temores de que Israel pueda atacar pronto a Irán en un intento de destruir sus instalaciones nucleares. Se espera que el presidente Barack Obama, durante una reunión que sostendrán más tarde en el día, le pida al primer ministro Benjamin Netanyahu que se contenga.

Amano resumió las presiones más preocupantes — el rechazo de Teherán de dos intentos recientes de investigar las sospechas de los programas de armamento y un fuerte aumento en el enriquecimiento de uranio, que según Irán es necesario para energía nuclear, aunque también podría ser para producir material fisible para armamento.