El presidente Hugo Chávez se encuentra en las "mejores condiciones" para someterse a cualquier tratamiento por el tumor canceroso que le extirparon hace una semana, afirmó el lunes uno de sus ministros.

"Hoy en día el presidente está bajo estricto control médico... todos sus valores están controlados, su peso, su fuerza, su vitalidad. Estamos en las mejores condiciones. El, como paciente, está en las mejores condiciones para someterse a cualquier tratamiento", dijo el ministro de Relaciones Interiores, Tareck El Aissami, en una entrevista en la televisora estatal.

Chávez, de 57 años, reveló en una declaración televisada desde La Habana que fue difundida el domingo que la lesión de unos dos centímetros que le extirparon en la región pélvica era cancerosa y que debe someterse a radioterapia.

La lesión apareció en el mismo lugar donde hace ocho meses le operaron de un tumor canceroso del tamaño de una pelota de béisbol, tal como reconoció el gobernante.

El Aissami consideró una "buena nueva" que el nuevo tumor que le extirparon al mandatario "no generó metástasis".

"El fue intervenido el domingo (26 de febrero) como el presidente Chávez lo dijo, y al día de ayer estaba ejerciendo funciones de gobierno", indicó el ministro y aseguró que el mandatario, a pesar de estar convaleciente en La Habana, sigue con sus actividades normales como jefe de Estado.

Sobre el tratamiento que seguirá el gobernante, El Aissami sólo comentó que "sabemos que... su recuperación va a ser mucho más acelerada que la anterior". Agregó la radioterapia que le aplicarán a Chávez será focalizada sobre la zona donde se le extrajo el tumor.

El ministro no precisó donde Chávez se aplicará el tratamiento, ni por cuánto tiempo se extenderá ese proceso.

Armando Briquet, jefe del comando de campaña del candidato opositor Henrique Capriles, dijo que su organización le desea "larga vida" y "pronta recuperación" de Chávez e instó al gobierno a que "informen oficialmente qué tiene el presidente".

"Se habla de un cáncer en el mismo lugar y ocho meses después de la primera operación no sabemos cuál es ese lugar", dijo Briquet en conferencia de prensa al cuestionar el manejo informativo sobre la recaída del mandatario.

Al criticar la decisión que tomó Chávez de viajar a Cuba para operarse, el dirigente dijo que "nosotros queremos construir un país (en el) que un presidente de la república se pueda operar en su país".

El mandatario había viajado el 24 de febrero a La Habana para la operación.

Luego que le detectaron cáncer en junio Chávez se sometió durante tres meses a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas. Al finalizar el tratamiento, que le hizo perder el cabello y aumentar de peso, el gobernante anunció en octubre que estaba curado y que ya no tenía células cancerosas en el cuerpo.

"El país está en buenas manos porque él (Chávez) es el que está enfrente de la vanguardia, al frente del gobierno... El país está en absoluta tranquilidad", dijo el ministro al referirse al incidente que se registró la víspera en el norte de la capital, cuando un grupo de simpatizantes del gobierno se enfrentó con una comitiva de Capriles.

En el incidente resultó herido de bala el hijo de un diputado disidente.

El Aissami anunció que las autoridades iniciaron las investigaciones para determinar las responsabilidades en el hecho y denunció que en el acto de precampaña de Capriles en el norte de la capital había policías armados del estado Miranda, hecho que consideró como violatorio de las leyes.

El Ministerio Público informó el lunes en un comunicado que designó un fiscal de la región capital para que trabaje junto con la policía judicial en la investigación de los hechos violentos ocurridos durante el acto político y se establezcan las responsabilidades penales.

Capriles, de 39 años, acusó el domingo a través de su cuenta de Twitter a simpatizantes del presidente Chávez de la agresión a su comitiva.