Un legislador del partido islámico egipcio al-Nour renunció el lunes al Parlamento tras descubrirse que mintió al decir que sufrió golpes en el rostro durante un robo cuando en realidad se recuperaba de una cirugía plástica en la nariz, informó el partido ultraconservador.

El legislador Anwar al-Balkimy dijo a la policía que había sido severamente golpeado en un intento de robo de auto mientras conducía su vehículo en una carretera en las afueras de El Cairo.

Tras el supuesto ataque, las cadenas de televisión locales lo entrevistaron en el hospital con el rostro golpeado y vendado.

Al-Nour indicó que funcionarios del partido interrogaron a al-Balkimy y descubrieron que sus afirmaciones sobre la presunta agresión eran falsas.

El ultraconservador partido al-Nour se apega a una estricta interpretación del islam que prohíbe la cirugía plástica al considerarla una intromisión a la obra de Dios.