Dos mujeres, una joven madre y una estudiante, son las personas más recientes en haberse inmolado al prenderse fuego en protesta por el dominio de China en las áreas del Tibet, informó el lunes Radio Asia Libre.

La emisora estadounidense dijo que ambas mujeres murieron a causa de las llamas en episodios ocurridos en provincias distintas durante el fin de semana.

Más de 20 tibetanos se han quemado vivos el año pasado en protesta por lo que calificaron de una dura política de China que no les permite que practiquen su religión libremente.

Las muertes ocurrieron en la víspera de la inauguración del anual Congreso Nacional del Pueblo cuando la seguridad es intensa en todo el país. Marzo es un mes de gran importancia para el Tibet, donde se conmemoran varios aniversarios inclusive revueltas fallidos contra China que provocaron la fuga del líder espiritual tibetano el Dalai Lama en 1959, y cruentos disturbios contra el gobierno que sacudieron Lhasa, la capital del Tibet en el 2008.

La estudiante se prendió fuego el sábado en un mercado de verduras en el condado Maqu, en la provincia Gansu y murió en el lugar, se informó, sin que se le identifique.

Un testigo dijo que los vendedores del mercado apedrearon el cadáver calcinado de la joven, no informó cuál fue la razón.

El domingo una mujer de 32 años solo identificada como Rinchen se prendió fuego frente a una estación policial cerca del Monasterio Kirti en la prefectura Aba en la provincia Sichuan. Radio Asia Libre dijo que la mujer era madre de tres niños.

La radioemisora informó que Rinchen pidió el regreso del Dalai Lama al Tibet y la libertad para su país cuando encendía las llamas que extinguieron su cuerpo.

China afirma que su trato a los grupos minoritarios como los tibetanos es justo y que invierte decenas de miles de millones de dólares para mejorar su condición de vida. El gobierno chino ha acusado al Dalai Lama y a los tibetanos en el extranjero de estar detrás de las protestas e inmolaciones de personas.