El presidente Sebastián Piñera mantuvo en febrero una popularidad de 33% mientras el rechazo a la oposición alcanzó 70%, según una encuesta difundida el lunes.

La consultora Adimark, que se identifica con el oficialismo, indicó que la aprobación al gobierno de Piñera bajó de 35% a 31% y la desaprobación creció de 59% a 61%. Su popularidad se mantuvo en 33%.

La consultora dijo que se ha mantenido la tendencia que muestra una mejor evaluación del mandatario en comparación con la medición de su gobierno.

"Es probable que el inicio de las protestas y demandas ciudadanas de la región de Aysén, conflicto en el que el presidente ha mantenido notoria distancia, expliquen esta nueva realidad", dijo Adimark.

Hace tres semanas estallaron generalizadas protestas en la aislada región de Aysén, 1.680 kilómetros al sur, donde las principales demandas son rebajas a los precios de los combustibles, un sueldo mínimo y una pensión regionales y beneficios para los pescadores artesanales.

La oposición de centroizquierda, que estuvo 20 años en el poder, volvió a caer en su aprobación de un 20 a un 18%, mientras su desaprobación se ubicó en 70%.

El oficialismo bajó tres puntos en su aprobación, de 26% a 29%, mientras aumentó en un punto su rechazo de 58% a 59%.

Adimark realiza evaluaciones mensuales. En esta ocasión consultó telefónicamente a 1.111 personas en todo el país, con un margen de error de un 3%.