La presidenta Cristina Fernández formalizó el lunes la construcción de un museo dedicado a las islas Malvinas para formar, educar y concientizar sobre los derechos de Argentina en ese archipiélago, señaló la mandataria justo cuando recrudeció la disputa con Gran Bretaña por su soberanía.

Fernández dijo en un acto en la Casa de Gobierno que el museo se levantará en el predio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), un lugar que calificó como "emblemático para los argentinos" pues allí funcionó el mayor centro de detención y tortura durante la última dictadura militar (1976-1983).

La presidenta, quien adelantó que su inauguración está prevista para agosto de 2013, aprovechó la ocasión para reiterar que su país continuará reclamando la soberanía de Malvinas --a las que los ingleses llaman Falkland-- ajustándose al derecho internacional y recordó que es Gran Bretaña el que se niega a cumplir con resoluciones de Naciones Unidas sobre la cuestión.

"La Argentina tiene un profundo compromiso con la paz y respetará el derecho internacional como única manera de articular un mundo más civilizado", sostuvo Fernández en un momento de creciente tensión diplomática con el gobierno británico a punto de cumplirse el 30 aniversario del conflicto armado por Malvinas, ocupadas por los ingleses desde 1833.

Argentina alentó a sus vecinos del Mercosur a impedir el ingreso a sus puertos de buques con insignias de las islas y solicitó a 20 grandes compañías multinacionales que no importen productos de origen británicos, mientras la provincia austral de Tierra del Fuego no permitió atracar a dos cruceros cuyos operadores son de capital británico.

Gran Bretaña, que también fue acusado por el gobierno argentino de militarizar el Atlántico Sur ante las Naciones Unidas, rechazó esas medidas y reiteró que no aceptará ninguna negociación con Argentina sin el consentimiento de los isleños.

El Museo y Memorial de Malvinas, con un costo de 20 millones de dólares, permitirá "recordar y rendir homenaje a los argentinos que entregaron sus vidas en defensa de las Islas a lo largo de nuestra historia como Nación; reivindicando nuestra soberanía sobre las Malvinas en el marco de los conceptos de Memoria, Verdad y Justicia como pilares de nuestra democracia", indicó el gobierno en un comunicado.

Agregó que el museo "estará dividido en cuatro estaciones que contarán con una moderna museografía, que abarca el entorno natural, la historia, el hombre, la guerra, los esfuerzos diplomáticos y la geografía de nuestras islas". También se levantará un memorial dedicado a los más de 300 marinos fallecidos en el hundimiento del crucero General Belgrano durante la guerra de 1982.