Barcelona buscará un nuevo Lionel Messi en Argentina, mientras que Boca Juniors podría moldear a un técnico con la filosofía de Pep Guardiola, gracias a una alianza entre ambos clubes sellada el lunes en la capital argentina.

Ese acuerdo contempla que el club español traspasará al argentino su proyecto formativo "La Candela", en la vecina ciudad de San Justo, y a cambio el Barsa se asegurará la prioridad en caso de una futura venta de jugadores juveniles surgidos en ese predio.

Boca, además, tendrá a su disposición la estructura del Barcelona para enviar técnicos que estudien la metodología de trabajo de "La Masía", la famosa escuela de formación de jugadores del club catalán que supervisa Guardiola.

Es decir, que ambos clubes saldrían beneficiados por ese acuerdo: Barcelona podría detectar a un nuevo Messi en Argentina y en un futuro Boca tendría a un técnico con la filosofía del juego lujoso que profesa Guardiola. Messi se incorporó a La Masía con apenas 12 años, tras dejar las divisiones menores de Newell's Old Boys, de la ciudad argentina de Rosario.

"No solo es Messi el fruto de la labor de estos años sino que hay varios (en Barsa) jugadores formados en casa", dijo en la presentación del acuerdo Jordi Mestre, directivo responsable de fútbol formativo del Barcelona.

"Por experiencia propia sabemos que este nuevo proyecto necesita tiempo y paciencia, pero los resultados van a llegar", agregó Mestre en la reunión en dependencias de Boca.

El proyecto abarca a jóvenes de entre 11 y 16 años. También contempla la posibilidad de que "canteranos" del Barsa se incorporen a las divisiones menores de Boca.

El presidente de Boca Daniel Angelici dijo que la idea es que todas las divisiones inferiores de su club y el equipo superior jueguen de la misma manera.

"Además queremos recuperar el espíritu histórico de La Candela", un predio que fue el lugar de entrenamiento de Boca entre los años 60 hasta mediados de los 90.

Boca vendió esos terrenos en 2005 al Centro de Entrenamiento para Futbolistas del Alto Rendimiento (CEFAR), que meses después fue elegido por el Barcelona a modo de filial.

El Barsa aclaró que mantendrá los derechos sobre más de 300 futbolistas que formó desde 2006 en su proyecto con el CEFAR, que lidera Jorge Raffo, actual responsable de las inferiores xeneizes, que también tenía sede en "La Candela" y que llevó a la conformación del FC Barcelona Juniors Luján.

Estos 300 jugadores "actualmente están repartidos por diferentes clubs argentinos" y "con independencia del acuerdo que se firma ahora, el Barcelona mantiene su derecho de futuro sobre todos ellos", informó el club catalán.

De ese proyecto surgió el delantero Maxi Rolón, de 17 años, que en 2009 viajó para realizar un prueba en las inferiores del Barcelona junto con otros nueve jugadores. Rolón fue el único que se quedó en La Masía.

El acuerdo entre Barcelona y Boca había sido anunciado oficialmente el viernes por el club catalán en su portal de Internet.