Una serie de explosiones sacudió el domingo la capital congoleña luego de que se incendiara un depósito de armas y causó la muerte de al menos 206 personas, informaron autoridades.

Un depósito de cadáveres de Brazzaville recibió 136 cadáveres la tarde del domingo y más continuaban llegando. Un hospital local reportó que tenían otros 70 muertos y que al menos 237 personas estaban heridas.

Las explosiones del domingo redujeron a escombros muchas construcciones de la ciudad y provocaron que unas 2.000 personas huyeran de sus casas.

Didier Boutsindi, representante de la oficina de presidencia, informó que una cifra indeterminada de personas estaban atrapadas en la iglesia San Luis porque se derrumbó.

Las explosiones sacudieron las casas en Brazzaville e hicieron eco cruzando el río Congo hasta Kinshasa, la capital de la vecina República Democrática del Congo.

El depósito de municiones está cerca de la residencia particular del presidente, pero él estaba en la casa oficial en otra parte del poblado. El mandatario Denis Sassou-Nguesso visitó la morgue y dos hospitales pero no hizo declaraciones.

Los habitantes de Brazzaville describieron como "apocalíptica" la escena de las explosiones. Láminas de metal retorcido que fueron muros o techos cubrían las calles.

Testigos dijeron que las explosiones derribaron las puertas de las casas en el centro de la ciudad.

"Fue como si un tsunami hubiera pasado por aquí", dijo Christine Ibata, una estudiante. "La manzana prácticamente se colapsó y los techos de las casas se vinieron abajo".

Los pacientes llenaron los hospitales, algunos con ropas raídas y expresiones de impacto. Algunos fueron recostados en el piso mientras los médicos batallaban para atender a la multitud.

El ministro de Defensa congoleño dio un mensaje por televisión para llamar a la calma y aseguró que las "explosiones no fueron por una guerra o un golpe de Estado... sino un incidente causado por un incendio en un depósito de municiones".

___

El periodista de The Associated Press Saleh Mwanamilongo en Kinshasa contribuyó a este despacho.