El primera base de los Mets Ike Davis afirmó estar listo para jugar a pesar de que le diagnosticaron coccidioimicosis, mientras que el antesalista David Wright tendrá que estar unos días en la banca.

Agobiados por lesiones la temporada pasada, este año el equipo de Nueva York parece no tener un respiro en ese aspecto.

Wright se ha visto afectado por una molestia en las costillas del costado izquierdo. El estelar pelotero fue descartado el sábado de un partido interescuadras, y el manager Terry Collins le dijo el domingo que no jugará el lunes por la noche ni el martes cuando los Mets inicien los partidos de exhibición.

"Si este fuera el día inaugural, estaría jugando al 100%", afirmó Wright.

Davis dijo sentirse bien. La coccidioimicosis, también conocida como Fiebre del Valle, es una infección micótica en las vías respiratorias que pulula en el suelo de las regiones desérticas del suroeste de Estados Unidos y puede producir fatiga extrema. Cuando no juega, Davis vive en Arizona.

"El 40% de la gente que vive en Arizona la contrae durante su vida. Se transmite de persona a persona, pero (curarse) puede llevar un año. Podría haber tenido esto durante un año y no percatarme", afirmó.

No se requieren medicamentos para tratar la coccidioimicosis. Los Mets dijeron que se espera que el organismo del pelotero se deshaga por sí solo de la enfermedad.