Los Grizzlies de Memphis tuvieron que hacer lo impensable para ganar un partido cerrado.

Memphis, el 22do de la liga en disparos de tres puntos, anotó cinco de seis intentos de triples en el cuarto período para vencer 100-83 a los Pistons de Detroit el sábado por la noche.

O.J. Mayo anotó 17 puntos y desencadenó con triples una remontada en el último cuarto en la que Memphis anotó 17 puntos sin respuesta.

Mayo embocó cuatro de cinco lanzamientos de triples, incluidos tres intentos en el cuarto período.

"No somos un gran equipo de triples, pero aunque no lo crean, tenemos anotadores de triples en este equipo", dijo el alero de Memphis Mike Conley, el único jugador del equipo en fallar un tiro a distancia al final del partido. "Nuestra filosofía es tan distinta que no buscamos tirar desde la línea de tres puntos".

Eso se reflejó en las anotaciones de los titulares de los Grizzlies.

El pivote español Marc Gasol anotó 17 unidades y nueve rebotes. Marreese Speights tuvo 16 puntos, y Rudy Gay agregó 12. Quincy Pondexter encestó 10 de sus 12 tantos en el período final, mientras que Conley finalizó con 10 puntos y 12 asistencias.

Rodney Stuckey encabezó a los Pistons con 20 puntos, aunque acertó seis de 22 tiros desde el piso. Brandon Knight convirtió 15 y Greg Monroe tuvo 14 puntos con 11 tableros. Tayshaun Prince agregó 13 unidades,

Memphis convirtió cinco de seis triples y superó en anotaciones a Detroit por 31-13 en el último cuarto.

Pese a encestar sólo ocho de 25 lanzamientos en el tercer cuarto, los Pistons llegaron al último período con una ventaja de 70-69.

Memphis anotó 55% de sus tiros en el último período, 11 de 20, lo que le permitió superar a Detroit 31-13 en ese cuarto. Memphis forzó siete entregas de balón en ese lapso.

"A la defensiva, los Grizzlies mejoraron su juego en los últimos seis minutos", dijo el entrenador de los Pistons Lawrence Frank. "Debido a su presión, perdimos nuestro aplomo y tuvimos dificultad en encontrar tiros de calidad. Con la agresividad de su defensiva, perdimos nuestro ímpetu y ellos tomaron ventaja de ello".

Ninguno de los dos equipos sacó ventaja de más de una posesión de balón durante la primera mitad del período final, antes de que Memphis tuviera su gran racha.

En tanto, En Dallas, Dirk Nowitzki anotó con su primer disparo el sábado, repitió en el siguiente tiro. Cuando encestó su tercer intento los Mavericks de Dallas ya sabían exactamente qué hacer.

El alemán Nowitzki logró 40 puntos, su cifra más alta de la temporada, y los Mavericks de Dallas se impusieron por 102-96 al Jazz de Utah, con lo que superaron una racha de cuatro reveses consecutivos.

Nowitzki logró 10 unidades en el último cuarto después de que los Mavericks resistieron una ofensiva tardía del Jazz, que redujo a cinco tantos una desventaja de 23 unidades.

"Sus tiros empezaron a caer desde el principio y sus compañeros lo sabían", dijo Rick Carlisle, entrenador de Dallas. "Siguieron pasándole el balón y él encestó toda la noche".

Nowitzki ya tenía 30 puntos cuando se fue a la banca a la mitad del tercer período. Parecía que el alemán descansaría el resto del encuentro mientras Dallas generaba un colchón de 23 puntos en el último período.

El Jazz entró en racha y se acercó a cinco puntos. Nowitzki respondió con un par de buenas jugadas para ayudar a los Mavericks a liquidar el encuentro.

"Tuve buen ritmo esta noche", dijo Nowitzki, que anotó 20 puntos en cada mitad. "No había estado tirando bien, especialmente de 15 a 16 pies (cuatro o cinco metros). Yo sólo quería ser agresivo y mis compañeros me siguieron pasando el balón".

El alero de Dallas Lamar Odom jugó por primera vez tras una inactividad de cuatro partidos debido a un asunto familiar y motivos personales.

Odom estaba programado para jugar el sábado en la noche en la Liga de Desarrollo de la NBA. Sin embargo, fue reconvocado para que alineara contra el Jazz y anotó nueve puntos en 18 minutos.

Paul Millsap logró 24 unidades y Derrick Favors aportó 14 para Utah, que derrotó el viernes en la noche al Heat de Miami.

En otros partidos de la jornada, Atlanta venció 97-90 a Oklahoma City; Orlando ganó 114-98 a Milwaukee; Washington derrotó 101-98 a Cleveland; Indiana superó 102-84 a Nueva Orleáns, y Minnesota ganó a Portland 122-110.