Kimi Raikkonen y Lotus se pusieron a tono para el arranque de la Fórmula Uno con el Gran Premio de Australia al registrar el tiempo más rápido en el cierre de las sesiones de prácticas.

El campeón de 2007, de vuelta a la F1 tras una ausencia de tres años, cronometró 1 minuto y 22.030 segundos con el viejo Renault en el circuito catalán de Montmeló. Fue el registro más veloz de las dos tandas de pretemporada en Barcelona.

El piloto finlandés completó 121 vueltas, la mayor cantidad en la jornada que tuvo un buen clima hasta una ligera lluvia que cayó en el momento de darse el banderazo.

La buena actuación de Raikkonen cerró una semana casi perfecta para Lotus, que consiguió la vuelta más rápida en tres de los cuatro días de ensayos. El francés Romain Grosjean dominó el jueves y el viernes.

Sebastian Vettel, el vigente campeón del mundo, fue el último de los 11 pilotos en salir a pista debido a una serie de problemas con su Red Bull. El alemán sólo pudo completar apenas 23 vueltas, la menor cantidad.

"Este mañana me pasó algo, me salí de la pista y rompí el alerón frontal y tuve que volver a los talleres", dijo Vettel. "Justo antes del almuerzo tuvimos problemas con los cambios. Se arruinó el día. No se pudo hacer mucho".

El español Fernando Alonso (Ferrari) finalizó con el segundo mejor tiempo, a 0.220 segundos de Raikkonen.

En tercero entró el brasileño Bruno Senna (Williams), seguido por el alemán Nico Hulkenberg (Force India), el japonés Kamui Kobayashi (Sauber) y el inglés Lewis Hamilton (McLaren).

El Mundial comienza el próximo 18 de marzo en Melbourne.