El presidente Hugo Chávez reveló el domingo que padece de una recurrencia del cáncer por el que estuvo bajo tratamiento de quimioterapia el año pasado, al aparecer públicamente por primera vez desde que fue sometido a una nueva cirugía para sustraerle un nuevo tumor.

"La información que me dieron en las últimas horas después de los exámenes correspondientes. El estudio anatomo-patológico se hizo con el rigor científico requerido del tumor extirpado en su totalidad confirmó lo que ya se suponía: que el mismo es una recurrencia del cáncer diagnosticado inicialmente", expresó Chávez en la transmisión dominical de la televisora estatal venezolana.

El programa fue grabado en la víspera en La Habana y en el mismo aparecen varios de sus ministros y su hermano Adán Chávez.

"Así lo dije en Caracas (antes de viajar a La Habana)... que lo más probable es que fuese un tumor cancerígeno (canceroso) de la misma naturaleza del anterior. Lo que llaman recurrencia, también lo llaman recidiva. Había que esperar la confirmación 100% como ocurrió, a mi no me sorprendió para nada", comentó Chávez.

Para imprimirle cierto optimismo a su revelación, expresó que "el tumor fue extraído totalmente... y esto que viene es de lo más importante además: constatándose la ausencia de lesiones sugestivas de cáncer ni localmente ni en órganos cercanos ni a distancia... de aquella lesión ni metástasis. Nada de eso gracias a Dios, al diagnóstico y a la rápida intervención".

El mandatario venezolano, de 57 años, fue sometido en junio del año pasado a una cirugía también en La Habana en la que dijo que le habían extirpado un tumor canceroso del tamaño de una pelota de béisbol en la región pélvica. Tras varias sesiones de quimioterapia y un tratamiento que dijo haber seguido al pie de la letra, Chávez comunicó en octubre que estaba curado de la enfermedad y que en su cuerpo no habían detectado más células cancerosas.

Sin embargo, a mediados de febrero el líder venezolano reveló que había aparecido "una pequeña lesión" en la misma zona donde tuvo el cáncer y el 24 de febrero emprendió un nuevo viaje a Cuba, donde dos días después volvía a ser intervenido quirúrgicamente.

"Después de esta etapa inicial de recuperación que será de varias semanas... vamos a hacer un tratamiento de radioterapia sobre la zona" para erradicar todas las células malignas, "sin descartarse otras opciones de tratamiento", reveló.

"Estamos muy optimistas, ya lo comentaba al comienzo... hay una evolución médica muy favorable, los signos vitales muy favorables... no hay fiebre ni ningún otro signo ni infección, hemorragia... la cicatrización perfecta en relación al tiempo concurrido, ya estamos realizando fisioterapia, función digestiva integral normal", añadió.

El médico internista venezolano, Jesús Peña, con la limitada información de la que se dispone, opinó que el mandatario puede tener un sarcoma, un tumor poco común y mortífero, que tiende a reaparecer en el mismo lugar de donde le extirparon un tumor.

"Por el tipo (de cáncer) que le tiene que se está pensando que es un sarcoma lo que hace, lo que se habitúa normalmente es que se trabaja en radioterapia, es decir con unas radiaciones específicas en el área donde está la lesión", dijo Peña en declaraciones a la AP.

En estos casos de una "forma milimétrica" se "aplican unas radiaciones gamma especiales para como quien dice teóricamente de forma sencilla quemar esa área y tratar de garantizar que no hayan células malas de nuevo allí".

Las dudas sobre su recuperación persisten, pero algunos renovaron su esperanza de que saldrá airoso de este nuevo trance.

"El cáncer es una enfermedad seria pero sé que Chávez tiene tanto amor por el país, tantas ganar de seguir con nosotros, que va a salir adelante", dijo Johsny Flores, un vendedor ambulante de 35 años.

Hasta sus adversarios elogian la voluntad de vida del mandatario.

"Otro en su lugar estaría en el piso, hay que reconocerle su voluntad; pero igual, esperamos que mejore y que (Henrique) Capriles gane y ponga fin a su desastroso gobierno", dijo Tomás Gutiérrez, un comerciante de 63 años, en alusión a los comicios presidenciales del 7 de octubre.

Chávez espera derrotar en octubre a Capriles, el gobernador y candidato único opositor, pese a los quebrantos de salud y el desgaste político que ha acumulado en más de 12 años de gobernar.

"Comandante este pueblo le pide que se tome su tiempo para curarse y aquí lo esperamos que venga en salud a seguir construyendo el futuro", dijo el presidente de la Asamblea Nacional y cercano colaborador del mandatario, Diosdado Cabello. "Usted es y será nuestro candidato".

Chávez, quien vestía una chaqueta de corte militar azul oscuro y usaba anteojos para leer, estuvo todo el tiempo sentado en una mesa ovalada, ubicada en una sala de paredes blancas y revestimientos de madera, donde a su espalda podían verse pinturas de los próceres José Martí de Cuba y Simón Bolívar de Venezuela, y las banderas de ambos países.

El gobernante aprovechó la ocasión para dar instrucciones a sus ministros, anunciar la aprobación de presupuestos para una serie de empresas estatales, entre otros proyectos gubernamentales.

El presidente venezolano aseguró que su recuperación "es franca, progresiva, rápida. Todavía no se cumplen seis días porque la operación terminó en la noche del pasado domingo".

El mensaje a la nación, grabado el sábado, salió al paso de los rumores sobre una supuesta complicación de su salud tras la operación. Mostró una copia de la edición sabatina del diario oficial cubano Granma, y otra del diario estatal venezolano Correo del Orinoco.

Entre los venezolanos prevalecía la incertidumbre al no haber visto durante días a Chávez, uno de los mandatarios del mundo que dedica más tiempo en aparecer en televisión. El jueves y viernes habló por teléfono desde Cuba a la televisora estatal venezolana, que transmitió el audio sin la imagen del mandatario.

Al mandatario le detectaron cáncer a mediados del año pasado y entre julio y septiembre de 2011 fue sometido a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas.

Relató que los efectos más severos de la más reciente intervención los vivió el primer día de convalecencia, "cuando el cuerpo empieza a despertar, empiezan los dolores, los inconvenientes, después uno va paso a paso recuperando el funcionamiento del cuerpo, como yo lo estoy recuperando".

"Desde casi el segundo día comencé a caminar. Por eso digo gracias a Dios, a todos y todas", añadió.

Afirmó que ha estado pendiente del funcionamiento del gobierno venezolano y de la situación internacional.

"Seguimos lamentando las agresiones (de occidente) contra Siria... y la presión del gobierno de Estados Unidos y muchos países europeos, desconociendo la soberanía de un pueblo como el pueblo sirio'''', indicó.

"Desde aquí enviamos nuestra solidaridad al pueblo sirio y al presidente Bashar Al-Assad", expresó.

___

La periodista de The Associated Press Fabiola Sánchez en Caracas colaboró con este reporte.