Una pequeña avioneta azotada por fuertes vientos al tratar de aterrizar en una isla turística de Filipinas se estrelló contra un cocotero el domingo, dejando muertos a una turista noruega y al piloto filipino, anunció la policía.

Otros dos turistas noruegos — el esposo y el hijo de la víctima — y el copiloto indonesio resultaron gravemente heridos cuando la avioneta Cessna se estrelló cerca de una casa y un camino justo afuera del aeropuerto en el poblado de Mambajao, dijo el oficial Franquilino Linda.

La avioneta fletada había despegado de la provincia central de Cebú e intentaba aterrizar en la vecina provincia de la isla de Camiguin cuando fue aparentemente azotada por el fuerte viento, perdió el control y no pudo atinar a la pista de aterrizaje, según dijo Linda, que vio al avión justo antes del accidente.

"Creo que el piloto, aparentemente, intentaba de abortar el aterrizaje luego de pasarse de la pista por mucho e intentaba recuperar altitud rápidamente, pero chocó con la copa de un árbol de coco y luego se estrelló en otro árbol", dijo Linda a The Associated Press vía telefónica. "El avión cayó al suelo con el árbol".

La turista noruega Rachel Strande, de 37 años, y el piloto filipino Christian Cesar Cebrecus murieron mientras eran llevados al hospital, dijo German Abian, investigador de la policía.

El marido de Strande, de 56 años, Lars, y su hijo Jeus Ola de 3 años, sobrevivieron con algunas heridas junto con el copiloto Nurmala Dewy, dijo Abian y agregó que los tres seguían en estado de shock y en recuperación en un hospital de Camiguin.