La fuerza policial británica considera contratar organizaciones privadas para la investigación de ciertos crímenes y para patrullar vecindarios, publicó un periódico local.

El diario The Guardian dijo que dos fuerzas del orden, en West Midlands y Surrey, pidieron a firmas de seguridad que participen en una licitación para contratos valorados en hasta 1.500 millones de libras (2.400 millones de dólares) por siete años para asumir ciertos servicios que actualmente realiza la policía.

El periódico reportó el sábado que había revisado una nota donde se informaba de los servicios a las compañías y se decía que todos los servicios que "pueden ser delegados legalmente al sector privado" son posibles contratos.

La policía de West Midlands confirmó que había publicado un aviso que invitaba "expresiones de interés por parte de organizaciones externas debidamente calificadas para trabajar con la fuerza".

"Las áreas de servicios en este aviso son deliberadamente amplias para permitir a la fuerza conocer las aptitudes, conocimientos y soluciones que podría aportar una sociedad", dijo la fuerza en un comunicado.

El Ministerio del Interior británico dijo en un comunicado el sábado que las compañías privadas no podrán arrestar sospechosos, ni serán los únicos responsables de la investigación de crímenes.