El príncipe Enrique inició su visita a Belice con un poco de ron y baile callejero en Belmopan, la capital del país centroamericano.

Enrique visita Belice como parte de una gira por el Jubileo de Diamante en honor de su abuela, la reina Isabel II, quien cumple 60 años en el trono.

El viernes, Enrique develó una placa en la arteria bautizada "Bulevar Reina Isabel II" y asistió a una fiesta callejera en Belmopan donde saboreó ron y manjares locales.

También demostró su destreza en el baile para alegría de la multitud.

Durante su gira, el príncipe visitará Bahamas, Jamaica y Brasil como representante de la reina.

La mayoría de los miembros de la familia real más allegados a la reina viajarán por el mundo para celebrar el jubileo.