La Liga Mexicana del Pacífico (LMP) aprobó la solicitud del dueño de los Algodoneros de Guasave, Jaime Castro, para mudar el equipo de béisbol a la ciudad fronteriza de Tijuana a partir de la próxima temporada.

Guasave llegó a las dos últimas finales del circuito mexicano, pero sólo ha ganado un título en 1971.

Castro argumentó que las condiciones económicas y el tamaño del mercado de Guasave, así como la poca participación de socios comerciales, lo obligaron a buscar otra sede para la novena.

Tijuana contó con la franquicia de los Potros en la LMP hasta 1991, cuando salieron de la liga en el recorte que también dejó fuera a los Ostioneros de Guaymas. A principios de la década pasada, los Potros regresaron para jugar en la Liga Mexicana de Verano, pero sólo duraron dos temporadas.