El gobierno haitiano emitió una advertencia el sábado contra los ex soldados que piden reinstituir las fuerzas armadas del país.

El Ministerio del Interior emitió un comunicado recordándole a los ex soldados que enfrentan una pena de hasta dos años de cárcel por continuar en ese trabajo a pesar de que se les despidió.

Decenas de ex soldados y otros que esperan serlo han presionado al presidente Michel Martelly en semanas recientes a que cumpla su promesa de campaña de reinstituir el ejército. Los ex militares también piden el pago de salarios atrasados.

Las fuerzas armadas fueron disueltas en 1995 debido a sus antecedentes de violaciones a los derechos humanos.

Martelly desea crear una fuerza de seguridad "moderna", pero algunos gobiernos occidentales se oponen a ello, pues consideran que el dinero debería emplearse en mejorar el Departamento de Policía, el cual carece de personal suficiente.