Elvis Andrus se encamina a su cuarta temporada como torpedero titular de los Rangers de Texas. Ya ha disputado un Juego de Estrellas y ha estado dos veces en la Serie Mundial.

Pero el venezolano todavía comete algunos errores típicos de un joven. Claro, hay que tomar en cuenta tiene apenas 23 años.

El manager Ron Washington hizo de todo en las pretemporadas anteriores para exprimir lo mejor de Andrus. Este año, el dirigente decidió tratar al venezolano como uno de los referentes veteranos del equipo.

Washington dijo que ya no molestará a Andrus y dejará que el campocorto tenga más libertad en su comportamiento.

"Voy a dejar que Elvis se cuide solo", comentó Washington. "Nunca se lo había permitido. O sea, cuando veía algo que no me gustaba, se lo decía. Lo regañaba cuando no hacía lo que se suponía que hiciera".

"Creo que ahora llegó al punto en el que entiende lo que debe hacer. Le vamos a dar cierta libertad. Sus compañeros se asegurarán que haga lo que tiene que hacer".

Andrus cometió 25 errores la temporada pasada, la segunda mayor cantidad para un torpedero. Washington, un infielder en su etapa como jugador, sacó al venezolano de un partido al comienzo de la campaña pasada por un lanzamiento desganado a primera base.

Washington quiere que ahora Andrus se de cuenta de esos errores.

"Eso siempre es bueno, eso es lo que quieres como jugador", expresó Andrus. "Es bueno cuando alguien ve que estás haciendo algo mal y te lo dice, para que puedas corregirlo de inmediato. Pero a veces como jugador, quieres ser tú el que hace los ajustes. Quieres ser el tipo de persona que sabe lo que hace, y me gusta que sea así".

Los Rangers evitaron acudir a un proceso de arbitraje salarial con Andrus al otorgarle el mes pasado un contrato por tres años 14,4 millones de dólares. El acuerdo lo mantiene con los Rangers por el resto de las temporadas en las que es candidato al arbitraje salarial.

Andrus podrá convertirse en agente libre cuando tenga 26 años.

El venezolano debutó en las mayores en la temporada de 2009, cuando los Rangers mandaron al torpedero Michael Young a la tercera base. Andrus tenía sólo 20 años y nunca había jugado en un nivel superior a Doble-A.

"Es tan talentoso que nos olvidamos que apenas lleva tres años en las mayores", recordó Washington. "Vino de Doble-A. Todavía es joven. Le doy otros dos años antes que llegue al punto en el que tiene una idea clara de lo que se necesita cada día (para ser exitoso), y que lo haga a diario".

Andrus tiene promedio de .271 en su carrera, con 102 bases robadas. La campaña pasada conectó .279 y se robó 37 bases.

En su temporada de novato en 2009, se robó 33 bases y tuvo una racha de 16 partidos con al menos un hit, y en 2010 fue elegido al Juego de Estrellas.

Andrus cometió cuatro errores en una racha de cinco partidos en abril del año pasado. Luego tuvo cinco errores en siete encuentros en julio, aunque terminó la temporada sin errores en los 33 últimos encuentros.

"Tuvo un comienzo difícil, pero lo arregló al final", señaló Washington.

"Lo del año pasado fue muy extraño. Al comienzo del año no estuve concentrado en esos partidos y cometí algunos errores. Soy joven y quiero aprender de mis errores, y mejorar", reconoció Andrus.