Yoenis Cespedes se entrenó el domingo por primera vez con los Atléticos de Oakland y tuvo a Manny Ramírez como compañero en una práctica de bateo.

Céspedes firmó un contrato de cuatro años y 36 millones de dólares, el más rico de un desertor cubano.

La contratación del jardinero fue el gran golpe de la modesta franquicia que inesperadamente superó ofertas de otros clubes con más recursos.

El mánager Doug Melvin ahora cuenta con 16 jardineros en la pretemporada, y dijo que Céspedes tendrá que ponerse al día antes de debut en un juego de exhibición.

Céspedes indicó que deberá estar listo en cinco o seis días.

Se espera que pueda jugar en las mayores de inmediato, pero se debe definir si lo hace como jardinero izquierdo o si reemplaza a Coco Crispo en el central.

Céspedes jugó durante ocho temporadas en la liga cubana antes de desertar en el 2011. Fue titular con Cuba en el Clásico Mundial de Beisbol del 2009, cuando bateó .458 con dos vuelacercas y cinco carreras impulsadas en seis partidos.