El ministro de deportes de Brasil calificó como "inaceptables" las críticas del secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, sobre los preparativos del país para la Copa del Mundo de 2014 y dijo que el gobierno ya no quiere tratar con el dirigente.

Aldo Rebelo dijo el sábado que los comentarios de Valcke fueron inapropiados y quiere que la FIFA asigne a otra persona para trabajar con el gobierno en los asuntos relacionados con la Copa Confederaciones de 2013 y el Mundial.

Valcke expresó el viernes serias preocupaciones sobre los preparativos de Brasil y dijo que parece que el país está más preocupado por ganar el Mundial que por organizarlo.

"Las cosas no están funcionando en Brasil", comentó Valcke, y agregó que las obras "no están en marcha" a dos años del torneo.

El dirigente también le envió un mensaje a Brasil: "Tienen que apurarse, poner la casa en orden y organizar este Mundial".

Rebelo respondió que Valcke estuvo fuera de lugar con sus expresiones y que el gobierno no las aceptaría.

"En Brasil siempre hemos tenido una actitud cordial con todos en la FIFA", indicó Rebelo. "No podemos aceptar un comentario tan ofensivo. No puede decir algo así de un país, es inaceptable".

Valcke acusó a Rebelo de poner excusas para no lidiar con los problemas que enfrenta el país, y calificó la reacción del ministro como "infantil".

"¿Por qué no atiende los problemas?", dijo Valcke el sábado en Inglaterra. "Es un poco infantil, decir que yo soy el problema porque no han hecho nada en cinco años... porque hice, wow, un comentario diciendo que las cosas no están funcionando y dije exactamente lo que está pasando en Brasil".

Rebelo dijo que sabe que Valcke mantendrá su cargo como secretario general de la FIFA y seguirá trabajando con el comité organizador local, pero señaló que de ahora en adelante el gobierno no le dará la bienvenida cuando visite el país.

Valcke anunció que viajará a Brasil la próxima semana para reunirse con los organizadores y apurar las obras.

"Mantendremos nuestra relación con la FIFA y los recibiremos bien", dijo. "Sólo estamos expresando la postura del gobierno brasileño (hacia Valcke)".

Sostuvo que los comentarios de Valcke contradicen la propia evaluación de la FIFA sobre los preparativos del país, tras una visita en enero.

"El secretario general hizo una evaluación que contradice los hechos o la realidad", dijo.

El ministro señaló que le informará al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, sobre la decisión del gobierno de que Valcke sea reemplazado como la persona encargada de tratar con el gobierno. Indicó que la FIFA será la encargada de elegir a un reemplazo.

___

El corresponal Rob Harris contribuyó con este despacho desde Bagshot, Inglaterra