Tras varias horas de combate, un contingente de soldados somalíes y de la Unión Africana quitaron el viernes el control a la insurgencia en una zona importante en las afueras de Mogadiscio, dijeron residentes.

Los soldados de la Unión Africana utilizaron armamento pesado, incluidas ametralladoras antiaéreas y tanques, para expulsar de la aldea de Maslah a los rebeldes de al-Shabab, organización que tiene vínculos con al-Qaida.

El residente Hussein Muhudin dijo que las fuerzas somalíes catean ahora las viviendas en la región. Maslah era el último lugar en el que los insurgentes se desplazaban libremente dentro de la capital.

Los rebeldes utilizaban Maslah para almacenar armas, entrenar y efectuar ejecuciones.

El teniente coronel Paddy Ankunda dijo que la Unidad Africana y Somalia tienen ahora el control total de Mogadiscio.

Sin embargo, los insurgentes disfrazados pueden continuar desplazándose libremente en tanto que ocurren con frecuencia asesinatos y atentados explosivos.