La agencia Moody's redujo el viernes la clasificación crediticia de Grecia al menor nivel en su escala de bonos tras un acuerdo en que los inversores perderían alrededor del 70% del dinero que inyectaron en títulos de deuda griega.

Moody's redujo la clasificación soberana de Grecia a C de Ca, bajo el argumento de que el riesgo de que el país entre en mora de pagos sigue siendo elevado incluso si resulta exitoso un acuerdo de intercambio de bonos con bancos y otros inversionistas privados, a ser completado este mes.

La agencia indicó que "reevaluará el perfil de riesgo crediticio" después de que Grecia emita los nuevos bonos.

Standard & Poor's, otra agencia crediticia, tomó una acción similar el 27 de febrero.

El acuerdo de intercambio busca recortar 107.000 millones de euros (144.000 millones de dólares) de la deuda del país. Según el convenio, los inversionistas privados perderían más de la mitad del valor nominal de sus bonos de deuda griega a cambio de nuevos emitidos con plazos de reembolso más favorables para el país azotado por la crisis económica.

El intercambio forma parte del segundo paquete de rescate para Grecia implementado por otros países de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional.

"En perspectiva, el programa de la UE y los intercambios de deuda propuestos reducirán la carga de la deuda de Grecia, pero sigue siendo elevado el riesgo de una mora incluso después de completarse el canje de deuda", dijo Moody's.

"Moody's cree que Grecia seguirá teniendo complicaciones de solvencia en el mediano plazo: su volumen de deuda continuará excediendo por mucho el 100% de su producto interno bruto durante muchos años", indicó.

Grecia ha dependido desde mayo de 2010 de préstamos de rescate de socios de la zona euro y del FMI. Pero aunque ha recibido 73.000 millones de euros de su rescate inicial por 110.000 millones de euros y aplicado a cambio duras medidas de austeridad, no ha podido cumplir sus metas reformistas.

La severa austeridad ha sumido al país en un quinto año de recesión y en una tasa de desempleo cercana al 21%.

El viernes por la mañana, el ministerio de Finanzas informó, con cifras preliminares, que Grecia tuvo en enero un déficit de 490 millones de euros (652 millones de dólares), el cual contrasta drásticamente con el superávit de 154 millones de euros que registró el año pasado.