En su actuación del Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas de la semana pasada, Kevin Durant fue amo y señor en la cancha del Centro Amway de Orlando: anotó lo que quiso con disparos de salto y descolgadas sencillas.

Sin embargo, el aro no estuvo tan amable con el ala de Oklahoma City al principio del partido del jueves en la noche tras su regreso a la liga, aunque Durant se reencontró con su puntería al final y recibió ayuda de su compañero en el Juego de Estrellas, Russell Westbrook, en la victoria del Thunder por 105-102 sobre el Magic de Orlando.

Durant anotó 38 puntos — 18 en el último cuarto — y Westbrook aportó 29 unidades y 10 asistencias para que Oklahoma City superara una desventaja de 14 puntos y sacara la victoria.

El astro superó por dos puntos su rendimiento ofensivo en el Juego de las Estrellas: acertó cinco canastas triples y nueve de nueve tiros libres, en los 42 minutos que vio acción como el jugador que estuvo más tiempo en la cancha durante el partido.

El Thunder logró su séptima victoria consecutiva y empató una racha de triunfos que ya logró antes durante la campaña.

"Mi puntería estaba muy deprimida. No acertaba al término del primer cuarto", expresó Durant. "Pero mis entrenadores y compañeros continuaron alentándome y diciendo que creían en mí. Me hizo efecto y comencé a acertar algunos disparos y tiros libres".

"Independientemente de que me sentía bien, tras la confianza de mis compañeros logre hacer buenos algunos disparos", agregó.

El Magic tuvo la oportunidad de enviar el partido a tiempo extra en los segundos finales, pero el disparo para canasta triple de Jason Richardson reboto en el tablero y sonó el timbrazo del término del encuentro.

Esta jugada culminó la tendencia ofensiva del Magic, que en los 12 minutos finales, acertó ocho de 25 disparos de campo. Por su parte, el Thunder, que tuvo dificultades de puntería en la primera mitad, hizo buenos 10 de 15 disparos en el periodo final.

Como sea, el Magic quedó con foja de 0-2 ante el Thunder en lo que va de la campaña tras la derrota que tuvo de visitante la noche de Navidad en Oklahoma City.

En otro partido de la jornada, el Heat de Miami derrotó por 107-93 a los Trail Blazers de Portland y acumula una racha de nueve victorias.

LeBron James logró 38 puntos y 11 rebotes en tanto que Dwyane Wade aportó 33 unidades y 10 asistencias para el Heat, cuya foja es de 28-7 en los primeros 35 partidos de la temporada.

Este encuentro fue el primero para el Heat desde el receso del Juego de Estrellas. Miami no jugaba desde la victoria de local por 102-88 que logró el jueves de la semana pasada sobre los Knicks de Nueva York.

El Heat prescindió de Chris Bosh, que formó parte del Juego de Estrellas, debido al fallecimiento de un pariente del jugador. Se prevé que Bosh tampoco jugará el partido del viernes en la noche en Utah y se desconoce si lo hará el domingo en la visita a los Lakers de Los Angeles.

La victoria fue la quinta consecutiva de Miami como visitante. El Heat logro tener ventaja de 25 puntos en el tercer cuarto. James puso el marcador 77-55 con una volcada en jugada de rompimiento.

James fue a la baja en el último cuarto cuando el Heat todavía sacaba bastante ventaja. Pero los Blazers la descontaron y se acercaron a 91-78 con una canasta de Wesley Matthews.

En los resultados de los otros dos encuentros, los Clippers de Los Angeles derrotaron por 108-100 a los Kings de Sacramento y los Suns de Phoenix ganaron por 104-95 a los Timberwolves de Minnesota.