El fútbol no tiene prisa por implementar la tecnología para detectar cuando una pelota cruza la raya de gol, dijo un dirigente de la FIFA.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha dicho que espera que la tecnología sea utilizada en el Mundial de 2014, pero el vicepresidente del organismo Príncipe Alí indicó que el avance es demasiado rápido.

La International Football Association Board, el organismo que dicta las reglas del juego, analizará el sábado los resultados de las pruebas de ocho sistemas. Las compañías que sean aprobadas pasarán a otra ronda de pruebas, antes de tomar una decisión final en julio.

"Los árbitros son parte del juego y me deprimiría un poco si todos los días se dice que no pueden hacer su trabajo", indicó el Príncipe Alí, quien no tiene voto en la decisión. "No hay prisa. Creo que el fútbol puede sobrevivir (sin la tecnología)... debería ser un proceso y una evolución".

"Tiene que ser aceptado por todas las confederaciones y expertos en la materia en todas las confederaciones, incluyendo a los árbitros, los técnicos y los jugadores, y se tienen que tomar en cuenta todas sus opiniones antes de tomar una decisión final".

El Príncipe Alí, quien entró al comité ejecutivo de la FIFA en junio, también está preocupado por la posibilidad de crear desigualdades, al darle "una ventaja natural a partidos de cierto nivel".

Destacó que en algunos países, como su natal Jordania, los clubes tendrían problemas para pagar la tecnología, pero esos clubes, o la selección, enfrentarían a oponentes que podrían haberse beneficiado de la tecnología.