El dirigente de un club húngaro que es investigado por arreglo de partidos se suicidó, anunció el equipo.

El club REAC, con sede en Budapest, informó que Robert Kutasi murió el jueves. La policía indicó que saltó de un edificio.

Seis jugadores de REAC fueron detenidos el martes como parte de una pesquisa por arreglo de partidos, en la que 25 personas fueron interrogadas por la fiscalía húngara.

REAC y sus dirigentes no son sospechosos de participar en el arreglo de partidos.

Kutasi, una figura importante en la lucha contra la corrupción en el fútbol húngaro, le dijo esta semana al diario deportivo Nemzeti Sport que "mi vida se acabó" debido al caso.