Con la mira puesta en la Copa Libertadores, Boca Juniors reservaría a varios jugadores, entre ellos a Juan Román Riquelme, cuando visite el domingo a San Lorenzo por el torneo Clausura del fútbol argentino.

Riquelme, cerebro del equipo, el defensor Rolando Schiavi, el volante Diego Rivero y el delantero Darío Cvitanich son algunos de los que saldrían en el banco para guardar energías de cara al choque ante Fluminense de Brasil por el Grupo 4 de la Libertadores.

La ausencia de Cvitanich abrirá las puertas para el debut en el Clausura del uruguayo Santiago Silva, quien llegó del Fiorentina de Italia habilitado solo para la Libertadores. Pero ese goleador podrá actuar también en el Clausura debido a que fue autorizado a reemplazar en la lista a su compañero Nicolás Colazo, quien estará cuatro meses inactivo por fractura de tibia y peroné.

Las ausencias ante San Lorenzo de Riquelme, Schiavi, Rivero, Cvitanich, y quizás la del volante Walter Erviti se desprenden de los movimientos tácticos que ensayó el técnico Julio Falcioni durante la semana, cuando esos jugadores casi no estuvieron entre los titulares.

Riquelme y otros integrantes del plantel han dicho que el gran objetivo este año es ganar la Libertadores.

Boca, campeón del Apertura anterior, debutó con un empate 0-0 en su visita a Zamora de Venezuela y ambos tienen un punto. Arsenal de Argentina y Fluminense cosecharon tres.

Boca ganó seis veces la Libertadores, la última en 2007 con Riquelme como figura descollante. El máximo campeón es Independiente de Argentina, con siete títulos.

En el Clausura, los boquenses son líderes junto con Vélez, Tigre y All Boys, todos con siete puntos.