El Banco Mundial aprobó un préstamo de 100 millones de dólares a Paraguay para disminuir el déficit de 600 millones de dólares del presupuesto general de gastos de este año establecido en 11.000 millones de dólares.

El ministro de Economía Dionisio Borda dijo en conferencia de prensa que "con ese dinero prestado a 27 años de plazo con ocho años de gracia aplicaremos el plan de modernización del control tributario para incrementar la recaudación fiscal y para preparar al Estado para enfrentar las crisis financieras cíclicas".

Agregó que "también aplicaremos esos fondos a los programas sociales de infraestructura".

Paraguay, cuyos ingresos dependen principalmente de las exportaciones de soja, algodón, girasol, maíz y sésamo, además de carne bovina, estima una recaudación total menor a 11.000 millones de dólares debido a la reducción de las cosechas en un 45% tras seis meses de sequía y a un brote de aftosa que entre septiembre de 2011 y enero de este año paralizó la venta al exterior de carne proveniente de reses del norteño departamento de San Pedro.

Además de los ingresos por tributos, Paraguay recibe dinero extra para programas de infraestructura de las usinas hidroeléctricas Yacyretá con Argentina (100 millones de dólares al año) e Itaipú con Brasil (180 millones de dólares anuales).

Itaipú, además, remesará a Paraguay alrededor de 320 millones de dólares enviados por Brasil desde este año como compensación por la cesión de energía excedente.

Ese dinero ingresará a una cuenta corriente del Banco Central a la espera de que el gobierno del presidente Fernando Lugo y el Congreso se pongan de acuerdo en cómo invertirlo.