La Armada colombiana aseguró el viernes que la orientación sexual no es una objeción para el ingreso ni permanencia en sus filas luego de polémicas declaraciones del jefe de esa fuerza.

Las políticas de la Armada "están basadas en el respeto a la dignidad de la persona, sin importar su sexo, raza o condición", dijo la fuerza en un comunicado.

"La orientación sexual de las personas no es un factor determinante para el ingreso a la Armada Nacional. Dentro de los procesos de selección no se contempla ninguna objeción ni discriminación para con los homosexuales", añadió en su nota divulgada en un correo electrónico.

Sin embargo, aclaró que por normas internas y que son iguales para todas las ramas de las fuerzas militares y para heterosexuales "no se contemplan las manifestaciones de afecto en actos de servicio, dado que ello puede afectar la disciplina".

El comunicado salió al paso de una entrevista que concedió el miércoles el comandante de esa fuerza, el almirante Roberto García, a la radio colombiana Todelar en la que afirmó que en las filas "evidentemente no pueden salir del closet" los homosexuales.

La oficina de prensa de la Armada --con unos 33.000 miembros-- aclaró que el almirante García se enredó en sus declaraciones y por eso aclaraban la postura oficial en el comunicado.