Las acciones de Yelp debutaron el viernes con éxito entre los inversionistas, y su precio aumentó 65% hasta los 24,77 dólares en los primeros minutos de transacciones luego de cotizarse en 15 dólares la víspera.

La oferta pública inicial del portal de internet especializado en reseñas alcanzó un precio superior al rango meta de entre 12 y 14 dólares por acción, el cual ya insinuaba una fuerte demanda de los inversionistas por un pedazo de la compañía que, fundada hace ocho años, aún no reporta ganancias.

La oferta permitió a Yelp recaudar 96 millones de dólares después de gastos, según cálculos de la compañía. Yelp vendió 7,1 millones de acciones y su fundación caritativa otras 500.000.

Los bancos de inversiones tienen la opción de vender otros 1,07 millones de acciones, en función de la demanda. Si estos títulos se venden, Yelp prevé obtener ingresos por 111,2 millones de dólares.

El precio de apertura en la oferta valuaba a Yelp en 900 millones de dólares. Con el aumento logrado el viernes en su cotización, la compañía de San Francisco tiene un valor de mercado de 1,490 millones de dólares. Un salto de esa magnitud en el precio accionario es común el día de debut, en especial para empresas de internet famosas, como Yelp.

LinkedIn Corp., la red de socialización para profesionales, casi triplicó su valor accionario en su primer día de transacciones y llegó a los 122,70 dólares por unidad luego de ofertarse en 45 dólares.

Si bien el portal es más conocido por sus reseñas de restaurantes, los usuarios de Yelp han escrito críticas de iglesias, clubes desnudistas, hospitales y escuelas secundarias. La compañía genera ingresos por publicidad. La mayoría de los anuncios son de negocios locales que los usuarios reseñan.

En 2011 reportó ingresos por 83,3 millones de dólares, 74% más que en 2010. El año pasado tuvo pérdidas netas por 16,7 millones y por 9,6 millones el año previo.

"La activa comunidad de usuarios de Yelp que escriben reseñas de negocios locales es difícil de igualar", dijo Rick Summer, analista de Morningstar. "Por desgracia, la compañía enfrenta desafíos para traducir en utilidades los pequeños presupuestos para publicidad de negocios locales, ya que 70% de los ingresos por publicidad son consumidos por gastos en ventas y mercadotecnia".