Los españoles Fernando Verdasco y David Ferrer dirimirán al campeón del Abierto Mexicano de tenis tras superar el jueves al suizo Stanislas Wawrinka y al colombiano Santiago Giraldo, respectivamente.

Sin pasar complicaciones, Verdasco superó 6-3, 6-3 al suizo Stanislas Wawrinka para clasificar a su primera final en México luego de la de 2004, cuando perdió con su compatriota Carlos Moyá.

"Estoy feliz de volver a estar en una final, más que es de Open 500, más aquí en México que fue donde jugué la primera final de mi carrera y será especial por lo que daré todo de mí para intentar conseguir este torneo que desde 2004 ha estado como una espinita clavada en el corazón", dijo Verdasco.

En la búsqueda del sexto título de su carrera, Verdasco se enfrentará otra vez a un español y quien es primer favorito, como Ferrer, quien superó 7-5 y 6-4 al colombiano Santiago Giraldo.

"Santiago fue un jugador muy complicado, es un jugador que le pega fuerte, yo también jugué bien y en los momentos claves fallé menos", dijo Ferrer.

Ferrer, quien es el actual bicampeón, buscará un tercer cetro en fila en México, algo que sólo ha conseguido el austríaco Thomas Muster, quien fue tetracampeón en la década de 1990, cuando el torneo se jugaba en la Ciudad de México.

"Es satisfacción haber ganado ya dos veces y estar en la final, ojalá tuviera la oportunidad de acercarme a Muster, pero más que pensar en eso, debo pensar en cómo hacerle daño a Verdasco", agregó Ferrer.

En mujeres, la italiana Sara Errani venció más temprano a su compatriota y primera favorita Roberta Vinci 6-4, 6-1 para avanzar a la final donde se medirá a su compatriota Flavia Pennetta, que acabó 6-2, 6-2 a la rumana Irina Becu en una hora con 27 minutos.

"Fue un partido complicado porque nos conocemos muy bien, tuvimos que disputar puntos muy largos y trabajados. La clave fue que tuve paciencia y pude descifrar su juego", dijo Errani, tercera en la siembra y número 36 del mundo

Errani, que tiene dos títulos en su carrera, no se corona desde el torneo de Palermo en 2008.

"Va a ser bonito porque el trofeo se queda en Italia, el torneo es italiano en las chicas y es bonito jugar ante alguien como ella", dijo Pennetta.

Pennetta, 28 en el escalafón de la WTA, volvió a México luego de una ausencia de dos años y parece dispuesta a pelear por un tercer trono en Acapulco, donde ya se coronó en 2005 y 2008.

"Hay veces que he venido a este torneo sin estar en mi mejor momento y comienzo a jugar bien. Hay algo en este torneo que no sé qué es que me hace jugar bien", comentó Pennetta.

Pennetta, que jugará su séptima final en México, sería la primera jugadora en ganar tres torneos en ese país. Antes, la sudafricana Amanda Coetzer lo ganó en 2001 y 2003 y la estadounidense Venus Williams lo hizo en 2009 y 2010.

El Abierto Mexicano reparte una bolsa de 1,4 millones de dólares en premios y se juega en las canchas de tierra batida del hotel Acapulco Princess. También reparte 500 puntos para la ATP y 280 para la WTA.