El legendario músico británico Roger Waters se reunió cerca de una hora el jueves con el presidente Sebastián Piñera, luego de haber estado por casi cuatro horas con la líder estudiantil Camila Vallejo.

Tras el encuentro con Piñera, Waters abandonó el palacio presidencial sin formular declaraciones a la prensa. Antes de su llegada al palacio de gobierno el vocero Andrés Chadwick dijo que se aprobó la solicitud de Waters para reunirse con el mandatario porque "él es un gran artista y un icono de la música".

El cantante y bajista había expresado su deseo de reunirse con el presidente conservador para conversar sobre temas sociales, especialmente relacionados con la educación, que el año pasado agitó la agenda política y social del país con manifestaciones extraordinarias, que superaban los 150.000 participantes y se prolongaban hasta la noche.

"Quiero profundizar más con lo que pasa por acá. Por eso, quiero juntarme con el presidente para presentarle estos temas", dijo Waters hace unos días en una entrevista radial.

El rockero, ex integrante de la mítica banda Pink Floyd, presentará dos recitales en Chile el viernes y el sábado con el espectáculo The Wall, para el cual se ha construido un enorme escenario en el estadio Nacional de Santiago.

"El sistema educacional es elitista y entiendo porque los chicos salen a protestar. El de la educación gratuita es un tema a lograr", agregó el músico.

Vallejo, una de las líderes del movimiento estudiantil por la calidad y gratuidad en la educación, fue invitada el miércoles al estadio Nacional, donde Waters ensayó para sus espectáculos.

"Me preguntó sobre el modelo educacional y de desarrollo en Chile. Lo entendió muy bien", dijo Vallejo sobre su reunión con Waters a radio Cooperativa.