Los líderes de la Unión Europea eligieron el jueves al ex primer ministro belga Herman Van Rompuy para un segundo mandato como presidente del Consejo Europeo, que integran los 27 jefes de gobierno de la UE.

Van Rompuy medió varios acuerdos importantes gracias a su habilidad, cualidad fundamental en una institución que requiere unanimidad para adoptar decisiones de peso. El jueves por la tarde mandó un tweeter en el que dijo sentirse "muy honrado".

Es la primera persona que ocupa el cargo, aunque la institución no ha desarrollado el cometido que pensaron algunos. No destaca en la palestra mundial, aunque ha sido reconocido por guiar una institución repleta de ególatras en medio de la crisis financiera causada por un exceso de deuda soberana.

Van Rompuy sólo puede desempeñar dos mandatos de dos años y medio cada uno.