Davis Love III hizo el jueves un hoyo en uno en el quinto de 197 yardas y empató el récord de campo con 64 golpes, seis bajo par, para ubicarse al frente del torneo Honda Classic en Palm Beach.

Love sumó una ventaja de dos impactos sobre los que salieron primero en el campo PGA National, los cuales aprovecharon las condiciones climáticas relativamente tranquilas.

Rory McIlroy se ubicó en ese grupo con una tarjeta de 66 golpes. Necesita un triunfo esta semana para colocarse primero en el ranking mundial.

Love, de 47 años, ha jugado lo suficiente como para saber que ganar una ronda no significa nada más que un buen arranque. De todas formas, se sintió contento de lograrlo después que usó un hierro 5 para desplazar la pelota 18 pies (5,4 metros) y apuntarse un birdie en el hoyo 17, y luego dio un golpe desde una trampa de arena para otro birdie en el 18 de par 5.

No ha ganado desde Disney a fines de 2008 y la última vez que encabezó la tabla después de una ronda fue en Bay Hill en 2010.

Tiger Woods estaba entre los que arrancaron más tarde en momentos en que el viento aumentaba ligeramente. Al llegar a nueve hoyos se ubicaba en par.

Ryan Palmer, Justin Rose, Martin Flores y Dicky Pride quedaron empatados con McIlroy en 66, mientras que Keegan Bradley terminó con 67.

En cuanto a los golfistas latinoamericanos, el venezolano Jhonattan Vegas fue el mejor colocado con 71, seguido por el colombiano Camilo Villegas, que hizo 72. Los argentinos Andrés Romero y Miguel Angel Carballo se encontraban en el grupo que empezó más tarde.

Un poco más atrás terminó el español José María Olazábal, con 73.