El Banco Central de Alemania advirtió al Banco Central Europeo sobre los riegos que implica el enorme volumen de créditos que puso disponible para la banca en la Eurozona con normas más flexibles sobre las garantías para el reembolso de los recursos.

El titular del Banco Central de Alemania, Jens Weidman, expresó su postura en una carta que dirigió a la institución central, según un artículo difundido el jueves en el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Debido a la flexibilización de las nomas, los bancos podrían incrementar sus créditos solicitados. Weidmann advirtió que esta práctica expone a un mayor peligro al BCE y a los bancos centrales nacionales.

Ni el Banco Cenetral de Alemania ni el BCE han emitido comentarios sobre el particular.

El BCE prestó el miércoles 529,500 millones de euros a 800 bancos para reforzar al sistema crediticio ante la crisis derivada del abultamiento de la deuda en la Eurozona, tras de que la institución aprobara nuevas normas sobre las garantías que permiten a siete bancos centrales nacionales aceptar una gama mayor de activos a cambio de los créditos.