Un desempleado hirió el jueves a tiros a tres personas y tomó a otras dos como rehenes en una fábrica de plásticos en el norte de Grecia, informó la policía. La televisión estatal dijo que fuerzas especiales de la policía planeaban entrar en la fábrica, pero las autoridades no lo confirmaron.

El incidente ocurrió en la ciudad de Komotini, a 800 kilómetros (500 millas) al nordeste de Atenas, en una fábrica que produce cestos de desperdicios y otros productos de plástico. El atacante, identificado únicamente como un griego de 52 años, fue despedido de la fábrica hace ocho meses.

La policía dijo que el atacante irrumpió en la fábrica el jueves armado de una escopeta y disparó contra el propietario de la planta y un empleado búlgaro. Los dos fueron hospitalizados con heridas que no se consideran una amenaza de muerte. Un policía fue herido en una mano.

Las autoridades dijeron que los dos rehenes eran choferes de la empresa.

La policía indicó que el área industrial en torno de Komotini, una ciudad de unos 65.000 habitantes, había sido acordonada y que los negociadores habían llegado al lugar.

El desempleo ha aumentado rápidamente desde el comienzo de la crisis financiera griega, duplicándose a casi el 21% después de más de dos años de medidas de austeridad. La tasa de desempleo es mayor en las zonas del norte de Macedonia y Tracia, con casi un 24%.

Pantelis Magialos, director de un centro de trabajo en Komotini, dijo a la AP que el atacante se había quedado sin dinero.

"Estuvo empleado en la planta varios años. Fue despedido hace ocho meses y le habían prometido recontratarlo", dijo Magialos.

"Sus colegas me dijeron que no había comido nada en cuatro días".