La FIFA analiza la evidencia presentada por su ex vicepresidente Jack Warner sobre el dinero que supuestamente desapareció y que estaba destinado para ayudar a los damnificados del terremoto de 2010 en Haití.

El organismo rector del fútbol mundial indicó que Warner "entregó documentos muy detallados" sobre el donativo de 250.000 dólares que solicitó, y que recibió, para proyectos deportivos en la isla caribeña.

Las autoridades haitianas le dijeron el mes pasado al diario británico The Sunday Times que recibieron apenas 60.000 dólares.

La federación de fútbol de Trinidad y Tobago, el país natal de Warner, alegó que Warner controlaba las cuentas de banco en las que se habría depositado ese dinero y un donativo de 500.000 dólares para Haití de parte del dirigente surcoreano Chung Mong Joon.

La FIFA indicó que necesita "algo de tiempo para analizar" la evidencia suministrada por Warner.