La escudería Lotus no pudo tener una mejor reaparición en las pistas cuando el piloto francés Romain Grosjean logró el jueves el tiempo más rápido en el primer día de la última tanda de ensayos antes del comienzo de la temporada de la Fórmula Uno.

Un problema en el chasis de su modelo E20 obligó a Lotus desistir de participar en las pruebas de la semana pasada en el mismo circuito de Cataluña.

De vuelta a la actividad, Grosjean esperó hasta el final de la sesión vespertina para lograr la vuelta más rápida: 1 minuto y 23.252 segundos.

Grosjean manejará nuevamente el viernes, antes que Kimi Raikkonen se haga cargo del volante en los dos últimos días de pruebas. El McLaren del británico Jenson Button logró la segunda mejor marca, a 0.258 atrás. Tercero quedó el mexicano Sergio Pérez (Sauber), a 0.568 segundos de Grosjean.

"Creo que tuve un muy buen día. El vehículo se comportó bien en condiciones distintas", señaló Pérez. "Vamos por el camino correcto, y estoy ansioso por volver al vehículo para mi último día de ensayos el sábado".

También rodó el venezolano Pastor Maldonado (Williams) y figuró décimo con un tiempo de 1:25.587.

Esta ronda de ensayos culminará el domingo. Las diez escuderías pusieron a prueba sus nuevos modelos.

"Después de recorrer más de 2.000 kilómetros la semana pasada en Barcelona, lo importante hoy era la calidad y no la cantidad", comentó el director de McLaren, David Redding. "Queríamos entender mejor el vehículo, y eso significaba realizar más cambios en los ajustes que usualmente no podríamos hacer en los fines de semana de carreras".

Mark Webber (Red Bull) fue cuarto, seguido por Nico Rosberg (Mercedes), quien completó la mayor cantidad de vueltas, 128, en un día soleado.

"Todavía tenemos que recopilar información importante esta semana y los tres próximos días serán muy importantes", expresó Webber.

El Ferrari de Felipe Massa llegó octavo.

El campeonato se pondrá en marcha el 18 de marzo con el Gran Premio de Australia en Melbourne.