España endurecerá la vigilancia sobre la tributación que realizan artistas y deportistas con el objetivo de evitar el fraude fiscal, según directrices del Ministerio de Hacienda publicadas el jueves.

El plan de control tributario y aduanero, que se realiza anualmente, hace especial hincapié este año en la lucha contra la evasión de impuestos y la economía sumergida.

El Ministerio de Hacienda señaló que espera recaudar 8.171 millones de euros (10.500 millones de dólares) con el endurecimiento del plan, un ocho% más con respecto al año anterior.

El documento señala que se perseguirán los entramados societarios, "mediante los cuales profesionales, artistas y deportistas utilizan sociedades para deducir indebidamente, a través de ellas, sus gastos particulares".

En concreto, el gobierno precisó que se realizarán al menos 1.436 inspecciones sobre este colectivo, un 14% más con respecto al ejercicio anterior.

Recientemente, por ejemplo, la Agencia Tributaria investigó varias sociedades de Rafael Nadal, que estaban al corriente de pago, pero domiciliadas en una región española que permite bonificaciones y en la que no reside habitualmente el número dos del tenis mundial.

Además de esta medida, el gobierno dijo que los inspectores "pondrán el máximo empeño" en hacer aflorar rentas ocultas en paraísos fiscales, así como el seguimiento de aquellas personas que, aunque residentes en España, tienen su domicilio fiscal en otros países con condiciones tributarias más ventajosas.

El plan incluye directrices sobre la persecución de facturas falsas, aumento de las inspecciones de trabajo relativas a la economía sumergida y un especial control aduanero a la importación y venta al por menor de mercancías procedentes de Asia.

Como complemento al plan, el gobierno precisó que sigue estudiando la manera de poner en marcha una norma anunciada hace dos meses, que limitará el uso de efectivo en determinadas transacciones financieras para hacer aflorar dinero no declarado.