Ecuador firmará con la empresa china Ecuacorriente un contrato para la extracción de cobre, informó el jueves el ministro de Recursos no Renovables, Wilson Pástor, que señaló que es el primer contrato a gran escala de la minería ecuatoriana.

En rueda de prensa destacó que la compañía china "invertirá unos 1.400 millones de dólares en los primeros cinco años y la producción empezará a finales de 2013, pero se espera que llegue al máximo dos años más tarde".

Señaló que el acuerdo permitirá la explotación por 25 años del yacimiento Mirador "que cuenta con reservas por 5.000 millones de libras de cobre".

"Es el primer contrato a gran escala (en minería) que firma Ecuador", resaltó.

Precisó que la renta que obtendrá el estado "será mínimo del 52%, porcentaje que incluye los impuestos al valor agregado, a la renta y al precio extraordinario, así como a las utilidades y a la regalía".

"A lo largo de la vida del proyecto, el Estado recibirá en valor corriente unos 4.458 millones de dólares", aseveró.

Pástor destacó que "por concepto de regalía anticipada, ECSA entregará 100 millones de dólares: 40 millones una vez aprobado el contrato de inversión, 30 millones cuando se obtengan los permisos ... y un tercer pago de 30 millones cuando esté construida una planta de generación eléctrica".

Añadió que las condiciones de este contrato son propias de contratos de cobre a gran escala "y por tanto diferentes a las que se puedan establecer para la extracción de otros minerales como oro, arcillas, calizas".

Ese proyecto se encuentra ubicado en el sur de la amazonia ecuatoriana, en la provincia de Zamora Chinchipe, unos 375 kilómetros al sur de la capital.

Organizaciones como la Confederación de Nacionalidades indígenas han expresado su oposición a la explotación minera y petrolera a gran escala, para lo cual han realizado marchas y manifestaciones de protesta.