Un tribunal colombiano condenó a 18 meses de cárcel a un periodista por el delito de injuria en contra de una reconocida dirigente política del país, informó una organización no gubernamental que promueve la libertad de prensa y de opinión.

La Fundación para la Libertad de Prensa colombiana dijo en un comunicado que la condena recayó en el comunicador Luis Agustín González, de 52 años, director del diario Cundinamarca Democrática, un pequeño periódico provincial.

La sentencia, de segunda instancia, fue proferida el miércoles por el Tribunal Superior de Cundinamarca.

El periodista también fue condenado a pagar una multa de unos 5.400 dólares.

En 2008 González escribió un editorial en el que calificó a la política Leonor Serrano de Camargo de "politiquera y figurilla". Serrano es ex alcaldesa del municipio de Fusagasugá y ex gobernadora del departamento de Cundinamarca, en el centro del país.

En la columna, González hizo referencia "a que cuando Leonor fue alcaldesa de Fusagasugá, hacia el año de 1989, hubo unos asesinatos y desapariciones... pero en ningún momento del editorial se le está atribuyendo eso... La señora se sintió aludida" y demandó, explicó en entrevista telefónica con The Associated Press el abogado del periodista, Pedro Vaca.

Para el Tribunal Superior, con sus afirmaciones González "lesionó la integridad moral" de Serrano, quien ha sido varias veces congresista y en los años noventa gobernadora de Cundinamarca.

El periodista González aseguró este jueves que en 2009 le publicó a Serrano, a manera de conciliación y no de rectificación, un escrito en el diario en el que Serrano se defendía de sus comentarios editoriales, "pero la señora no aceptó la conciliación" y siguió adelante el proceso judicial.

"Yo no rectifiqué porque yo no estaba diciendo mentiras", enfatizó el periodista.

González dijo que ahora llevará el caso ante la Corte Suprema de Justicia para que lo revise.

El caso de González es el único en tiempos recientes en Colombia de una condena de segunda instancia por una columna de opinión, dijo telefónicamente Andrés Morales, de la Fundación para la Libertad de Prensa. Dos reconocidos columnistas en Bogotá, que también fueron procesados en los dos últimos años, resultaron absueltos, agregó.

En su momento, cuando González fue condenado en primera instancia en octubre de 2011, el presidente Juan Manuel Santos, quien en su juventud fue periodista, se mostró en contra de la sentencia. "Estoy en desacuerdo con la decisión de un juez de... condenar... a un periodista por una opinión. Penalizar la crítica me parece mal", había dicho.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó en un comunicado su preocupación por este caso así como "por la aplicación del delito de injuria a personas que han hecho denuncias o manifestado opiniones críticas respecto de quienes ocupan o han ocupado cargos públicos".

Agregó que quienes ejercen o ejercieron cargos públicos "tienen el deber de soportar un mayor nivel de crítica y de cuestionamiento" por haber asumido voluntariamente responsabilidades públicas.

En Latinoamérica, según datos de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), México y Panamá son países donde se ha logrado despenalizar los delitos contra el honor; mientras que El Salvador ha despenalizado parcialmente estos delitos. Por otro lado, Perú tiene una iniciativa en trámite legislativo que busca despenalizar el delito de difamación.