Consciente de que es mejor derrotar a un Chávez en las urnas que enfrentarse a un movimiento bolivariano sin claro sucesor, la cabeza visible de la oposición venezolana celebró el anuncio del Presidente de que se está recuperando "aceleradamente" de la operación realizada para extirparle una lesión en la pelvis.

"Le deseo que pueda recuperarse", dijo Henrique Capriles al expresar su satisfacción por la aparente mejoría del mandatario.

Chávez, quien horas antes llamó a la televisora estatal desde La Habana para decir que la intervención quirúrgica fue exitosa, no dudó en mostrar que él estaba a cargo del gobierno al resaltar que tomó algunas medidas, como la asignación de un crédito a una empresa estatal.

"Yo voy bien... Desde 'antier' ando caminado, caminando, recorriendo pasillos", dijo Chávez desde la capital cubana, donde aún permanece convaleciente. "Ya estoy con una dieta muy bien"

Esta es la primera comunicación que hace Chávez, de 57 años, a los medios públicos del país desde que fue sometido a su tercera cirugía. En esta ocasión, se le extirpó una lesión que le apareció en el mismo lugar donde hace ocho meses le extrajeron un tumor canceroso.

Tras su mensaje solidario, Capriles, gobernador del estado central de Miranda y quien en unas horas va a lanzar su precampaña presidencial, volvió a la brega electoral al cuestionar la política informativa que ha mantenido el Ejecutivo sobre la enfermedad del mandatario.

"Si yo fuera presidente mi salud, mi vida en general, por la altísima responsabilidad que tengo, debe ser algo de conocimiento público, debe ser algo que se lleve día a día, porque eso da tranquilidad a los seguidores del gobierno, eso da tranquilidad a los que no están en el gobierno", dijo a la prensa local en una visita que realizó al estado oriental de Monagas, como parte de los eventos de lanzamiento de su precampaña presidencial.

"Ya que el gobierno no lo hace yo si le mando a todos los venezolanos un mensaje de tranquilidad, de paz", agregó.

Venezuela celebrará elecciones presidenciales el 7 de octubre en las que el presidente Chávez espera extender los 13 años que ya lleva en el poder.

Marisel González, una secretaria de 47 años de la Asamblea Nacional, admitió que sintió "satisfacción" y "emoción" cuando escuchó que el presidente habló y dijo que confiaba en su recuperación.

"El presidente de la República es un ser humano", dijo. "Lamentablemente lo hemos manipulado de una manera que se nos olvida que es un humano, que se enferma, y el tenía derecho a guardar reposo y creo que eso se le debería respetar".

"El (Chávez) tiene que tener informado a su pueblo tal cual porque la gente debe saber", dijo Mari Opazo, una comerciante de 60 años, al referirse a los comentarios del gobernante sobre su estado de salud. "Es el presidente y nos debe dar tranquilidad".

Opazo indicó que los venezolanos deberían saber "un parte médico claro porque el país de todas formas tiene que prepararse".

Al relatar algunos detalles de su rutina diaria tras la intervención, Chávez indicó que se levantó este jueves a las 6 de la mañana, desayunó un yogur y salió a caminar "como viejo soldado". Agregó que para el mediodía tenía prevista otra caminata y almorzaría una sopa de zapallo.

El mandatario comentó que como parte de sus actividades firmó algunos documentos, asignó un crédito de 300 millones de dólares a una empresa estatal de aluminio y nombró a los directores de un organismo que no precisó.

"Aquí estamos en la batalla y más pronto que tarde estaré con ustedes físicamente también", dijo Chávez al saludar al país a través de una llamada telefónica a un funcionario que estaba en un acto en el estado occidental del Zulia, que fue difundida por la televisora estatal.

"Ustedes todos están aquí en mi corazón y con todos nosotros mi equipo médico que no me abandona un segundo", agregó.

El gobernante instó a pedir a Dios, la Virgen, los santos y los "espíritus de la sabana" para que "nos den vida y salud para ver hecha realidad la patria que soñamos de hace tantos años, la patria que estamos construyendo y que estamos comenzando a ver".

El vicepresidente Elías Jaua dijo el jueves durante una visita a un complejo de edificios que construyó el gobierno en el estado central de Miranda que "Chávez está en pleno ejercicio de sus funciones, activo por el pueblo".

Sin aportar mayores detalles sobre el estado de salud de Chávez el vicepresidente declaró en la víspera a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que había sentido al mandatario con "firmeza" al hablar con él telefónicamente el miércoles.

"Buen día, Mundo Bueno! Estoy muy feliz viendo por nuestra VTV cómo avanza la Gran Misión Vivienda Venezuela! Qué bonitos edificios! Vivir Viviendo", dijo Chávez el jueves en mensaje que envió a través de su cuenta en la red social Twitter.

Chávez viajó el viernes a La Habana para someterse a una tercera intervención que buscaba extirparle una lesión pélvica que le apareció en el mismo lugar donde hace ocho meses le extrajeron un tumor canceroso.

Tras casi cuatro días sin aparecer públicamente ni ofrecer declaraciones el gobernante envió el miércoles un mensaje a través de la popular red social para saludar a los venezolanos.

"Muy buenas noches, mis queridos compatriotas! Aquí voy, levantando vuelo como el Cóndor! Les mando todo mi amor supremo! Viviremos y Venceremos", indicó Chávez en su cuenta. Hace dos años Chávez abrió una cuenta en Twitter bajo la identificación "@chavezcandanga" que utiliza con poca frecuencia.

El gobernante recurrió al Twitter entre junio y septiembre del año pasado cuando estuvo en Cuba para realizarse las dos primeras operaciones y el tratamiento de quimioterapia, para informar al país sobre la evolución de su salud.

Jaua informó al país el martes que Chávez había sido operado en La Habana y que se había realizado una "extracción total de la lesión pélvica diagnosticada, extirpándose además el tejido circundante a la lesión".

El vicepresidente no dijo cuándo se realizó la intervención y sólo indicó que el tejido se sometería a una biopsia para determinar el tratamiento óptimo de la lesión.

Al mandatario le detectaron cáncer a mediados del año pasado y entre julio y septiembre de 2011 fue sometido a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas. En octubre anunció que estaba curado y que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo.