El candidato presidencial opositor Henrique Capriles inició el jueves su precampaña electoral en medio de un país conmocionado por la recaída de salud que sufrió el mandatario Hugo Chávez quien fue operado de una lesión pélvica el lunes en La Habana.

A casi siete meses de las elecciones presidenciales, Capriles comenzó la precampaña en la ciudad oriental de Maturín, estado Monagas, que es dominada por seguidores de Chávez, y donde aun persiste una crisis por la contaminación que sufrió uno de los principales ríos de la localidad por la rotura de una tubería petrolera.

El gobernador del estado central de Miranda, de 39 años, dijo a la prensa que su visita a Monagas marca el inicio de la "segunda fase" de su carrera hacia las elecciones del 7 de octubre que implicará un recorrido por todas las regiones del país. La campaña electoral se iniciará formalmente en julio.

El arranque de la precampaña de Capriles fue considerado por los analistas como "favorable" porque le permitirá darse a conocer en remotas regiones del país dominadas por el oficialismo.

La incertidumbre persistente en el país por las complicaciones de salud de Chávez no opacó el acto de Capriles quien acompañado de decenas de simpatizantes recorrió a pie algunas calles de Maturín, que está a unos 500 kilómetros al este de Caracas, según imágenes que difundió el canal de noticias Globovisión.

"Venezuela nos necesita a todos. Entre todos vamos a construir ese cambio, vamos abrir un camino de progreso para todos los venezolanos", comentó el dirigente mientras era abrazado y saludado por algunos pobladores.

Al ser preguntado sobre la situación de salud de Chávez, el gobernador dijo que le deseaba que pueda recuperarse, y cuestionó la política informativa que ha mantenido el gobierno en relación al padecimiento del mandatario.

"Si yo fuera presidente, mi salud, mi vida en general, por la altísima responsabilidad que tengo, debe ser algo de conocimiento público, debe ser algo que se lleve día día porque eso da tranquilidad a los seguidores del gobierno, eso da tranquilidad a los que no están en el gobierno", agregó.

Tras las nuevas complicaciones de salud que enfrenta el mandatario algunos analistas han planteado que ese nuevo escenario le abre una oportunidad a Capriles para triunfar en las elecciones de octubre.

El vicepresidente de la encuestadora local Consultores 21, Saul Cabrera, indicó que Capriles inicia la precampaña "más o menos en igualdad de condiciones" frente a Chávez porque tiene una popularidad muy cercana a la del mandatario quien cuenta con un respaldo de alrededor de 50%.

Cabrera dijo a la AP que alterno a los problemas de salud Chávez enfrenta una situación muy diferente a la del 2006, cuando logró una segunda reelección, debido al desgaste de los 13 años de gobierno y la complicación de algunos problemas como la delincuencia y la galopante inflación.

"En el 2006 Chávez iba solamente a consolidar su elección. En este escenario del 2012 tiene que salir a ganar la elección", agregó.

"Capriles tiene que ir a la campaña inmediatamente", dijo Luis Vicente León, director de la encuestadora local Datanálisis, al alabar el recorrido que inició el candidato opositor.

León sostuvo que Capriles "tiene un reto mucho más exigente" que Chávez porque tiene que darse a conocer en zonas dominadas por el oficialismo.

"Capriles tiene la necesidad de que lo vean, de que lo toquen para poder generar una magia", acotó.

Sobre el impacto electoral que podría generar la recaída de Chávez, León dijo que aun es muy pronto para tener una evaluación al respecto.

El mandatario, de 57 años, fue operado en La Habana por una lesión de unos dos centímetros que apareció en la misma región donde le extirparon un tumor canceroso hace ocho meses.

Capriles fue electo el pasado 12 de febrero como el candidato de la oposición en unas inéditas primarias nacionales en las que ganó por holgada mayoría. En los comicios opositores participaron tres millones de votantes que representan 16% del padrón electoral.