La UEFA redujo los precios de algunas entradas para la final de la Liga de Campeones en Munich, a raíz de las críticas por el alto costo de los boletos para la final del año pasado en Londres.

La UEFA empezó a vender el jueves las entradas para el partido del 19 de mayo, y las más baratas cuestan 70 euros (93 dólares) y estarán disponibles para todos los fanáticos.

Los boletos más baratos para la final del año pasado en Wembley costaban 95 euros (127 dólares en ese momento), y fueron vendidos sólo a los fanáticos de los finalistas Barcelona y Manchester United.

Sin embargo, los precios de los mejores asientos subieron de 350 euros (470 dólares el año pasado) a 370 euros (493 dólares).

La UEFA redujo los cargos administrativos de 31 a 20 euros (40 a 27 dólares) para las ventas en Europa, mientras que los residentes en Alemania pagarán 10 euros (13 dólares).

La UEFA señaló que cada finalista recibirá 17.500 entradas para el estadio de Bayern Munich, que tiene capacidad para 62.500 espectadores.

Los fanáticos del resto del mundo tendrán 7.000 asientos.