Agentes mexicanos descubrieron el jueves a siete hombres decapitados en una camioneta en el norte del país, informaron las autoridades.

El vocero de la Fiscalía del estado de Durango, Raymundo Enríquez Partida, dijo que los cuerpos presentaban heridas de bala. Fueron encontrados en el poblado de Santiago Papasquiaro, 1.060 kilómetros al noroeste de la ciudad de México.

Enríquez dijo a The Associated Press que había un mensaje en la escena del crimen, aunque no divulgo su contenido. Los cárteles de droga son conocidos por dejar cartulinas o mantas con amenazas a pandillas rivales cuando cometen crímenes.

Además de los decapitados, el portavoz dijo que otros dos hombres fueron descubiertos baleados a muerte también el jueves en la mañana en una carretera cercana al pueblo.

Autoridades del estado norteño están investigando si los ataques están relacionados.

En abril del año pasado, autoridades comenzaron a excavar fosas en diferentes partes del estado donde hasta hoy se han descubierto 327 cadáveres.

La fiscal de Durango, Sonia de La Garza, informó esta semana que agentes habían encontrado 50 cuerpos entre diciembre y enero en una fosa en la capital de Durango, del mismo nombre. Un total de 301 cadáveres han sido descubiertos en fosas excavadas en la ciudad y otros 26 fuera de la capital.